Haciendo una analogía de su utilización en el mundo «online», podemos decir que el Bounce Rate es el porcentaje de gente que entra en una tienda o negocio, y se va sin realizar ninguna compra y sin haber mostrado interés por ninguno de nuestros productos o servicios.

“Un Bounce Rate superior al 40% es un indicativo que debemos mejorar nuestra página web o nuestra estrategia de captación de clientes»

¿A qué puede deberse que una persona entre en una tienda y no se interese por NADA de lo que hay dentro? El hecho que una persona entre en nuestra tienda ya significa que ha demostrado un mínimo interés, y por lo tanto ya le hemos llamado la atención, al menos con nuestra fachada. 

Sin embargo, el hecho que una persona entre en una tienda y se comporte de ése modo, es algo desmotivador o frustrante para el personal de la tienda y puede dar que pensar si lo mismo sucede con muchas personas. En tal caso, deberíamos tomar medidas, pero antes, veámos algunos puntos importantes:

  • ¿Está nuestra tienda situada en una calle por dónde circulan por delante un gran número de potenciales clientes? ¿O bien tienen que venir a buscarnos intencionadamente?
  • ¿Tenemos negocios con productos similares a nuestros alrededores?
  • ¿Mostramos nuestros productos en el escaparate o bien tienen que entrar para saber qué hay en el interior?
  • ¿Qué imagen mostramos? ¿Tenemos una imagen mínimamente cuidada como para que alguien que no nos conozca “se atreva” a entrar?

Si la respuesta a éstas preguntas es positiva para el potencial cliente, es decir, tenemos una buena imagen, conseguimos llamar la atención a los potenciales clientes, y tenemos un precio de mercado competitivo, es muy probable que, si tenemos un buen producto, la gente se interese por él y nos acaben comprando.

Pues bien, en el mundo online todos estos factores también debemos trabajarlos. ¡Disponer de una página web bonita ya no es suficiente para conseguir ventas, hay que trabajar más factores!

  • ¿Cuánta gente visita nuestra página web diariamente?
  • ¿Durante cuánto tiempo está la gente visitando nuestra página?
  • ¿Hay algún producto que la gente muestre más interés que el resto?
  • ¿Tenemos un precio de mercado competitivo? ¿Superior? ¿Inferior?
  • ¿Qué hacemos para que la gente nos conozca?
  • ¿Qué canal es el que mejores resultados nos está aportando?
  • etc.

En una tienda online, podemos tener un buen posicionamiento, una buena campaña de publicidad en funcionamiento, y podemos tener unas redes sociales muy bien trabajadas, pero si llegado el momento una persona entra en nuestra tienda y queremos que interaccione con ella, lea las descripciones de nuestros productos, nos envíe un formulario pidiendo más información, o bien nos escriba mediante ese «bot» tan bonito y trabajado que tenemos, para responder las posibles preguntas de nuestros usuarios.

¡Queremos vender, pero si no lo conseguimos,

al menos, que interactúen con nosotros!

Por lo tanto, el parámetro principal que nos sirve para medir esa falta de “interacción” es el denominado BR (Bounce Rate).

Cabe decir, que para poder tomar decisiones, la cantidad de visitas a nuestra página web debe ser «elevada». Del mismo modo que no nos frustraremos (o si) si entran 10 personas en nuestra tienda o negocio y no compran nada o no interactúan con ningún dependient@.

Por lo tanto, necesitamos una muestra elevada. A partir de 1.000 [email protected] ([email protected]) podríamos empezar a tomar decisiones, y no hace falta decir que, cuanto mayor sea la muestra, mayor veracidad tendrán los datos analizados.

Y otro punto importante. Es «normal» que al principio el BR pueda ser mucho más elevado ya que quizá no tengamos suficientes referencias en la página web, hace falta optimizar configuraciones de analítica, los precios aun no están suficientemente ajustados al producto etc…

Con estas consideraciones, vamos a realizar un listado de puntos que pueden estar afectando al BR:

¿Estamos atrayendo el tráfico objetivo a cada página? 

¿La página de aterrizaje o “landing page” tiene la información necesaria para que [email protected] [email protected] quieran seguir navegando por nuestra página web?

¿Disponemos de un “menú” y de unas migas de pan suficientemente visibles y útiles para que el usuario pueda seguir navegando correctamente?

Obviamente el diseño de la página web tiene que ser un diseñoresponsive”, es decir, adaptado a todos los dispositivos y no puede haber errores en los contenidos, ni errores de programación ni de maquetación.

¿Estamos analizando el tráfico que nos viene de cada canal y de cada campaña que realizamos? 

¿Los CTAs o “call to action” son suficientemente visibles para que el usuario sepa qué acciones puede realizar en la página?

Hay más puntos importantes que pueden influir el el BR y que debemos trabajar si realmente queremos que [email protected] [email protected], que tanto cuesta atraerlos hacia nuestro negocio, acaben interactuando, y por lo tanto comprando.

Cada negocio y cada tipología de web es un mundo, y cada canal y estrategia deben ser revisados por tal de tener un BR óptimo que ayude a mejorar la tasa de conversión de nuestro negocio. Si necesitas ayuda me puedes contactar y estaré encantado de ayudarte.